A veces la sombrilla no basta;
cuando la lluvia se ha instalado muy adentro.