Aquel atardecer.

poema de Ocaso

Te busqué en aquél atardecer
testigo de nuestras miradas,
con aquellos besos…
que aún, sabiendo a miel
de mí, se alejaban.

Le pregunté al sol, una y otra vez…
donde te encontrabas,
y sordo parecía ser
porque, jamás me contestaba.

Con desesperación lloré,
y el mar, me robó mis lágrimas,
a la Luna le rogué
de rodillas, le supliqué…
nada de ti, me contaba,
y sentada me quedé
con mi alma, congelada.

Al siguiente día esperé,
quizás, el viento
arrastrase tus palabras,
y con decepción comprobé...
que ni una pluma arrastraba.

¿Por qué, aquél atardecer…
por qué no, me dijiste nada?
si yo, lo llego a saber…
en aquellos besos de miel
para siempre mi boca,
hubiese dejado pegada.

Téura

Comentarios & Opiniones

misombra

Excelente!!! Todo mi gusto amiga, precioso, muy bien escrito, desde que tomas la primera silaba el tren de tus versos no te deja escapar. Saludos

Critica: 
Osler Detourniel

Hermosa poesía nos compartes por medio de esta bella obra. Saludos cordiales

Critica: 
Romero

Bellísimo . Uff me encanta
Es preciosa
Felicitaciones poeta
Besos

Critica: 
Ocaso

Gracias Osler, misombra y Romero por acompañarme en mis poemas.

Feliz día, saludos.

Critica: 
Artífice de Sueños MARS rh

Bonita obra en curso. Nostálgica pero que llega.
Abrazo poético.

Critica: 
Ocaso

Artífice gracias.Saludos.

Critica: