After Hours

El concierto del señor Desconcierto va a empezar,
Como siempre, igual que siempre, mucha mierda habrá.
Yo comía ansias y vos ni querías llegar.

Apretaba tu mano con fuerza y pisaba con prisa,
Mientras nos soplaba nuestras bellas caras esa brisa.
Si sonreía de oreja a oreja, era porque así
Jamás descubrirías la angustia parásita en mí.

El gentío llegaba en carrozas, en autos, en naves y a pie.
Da igual el móvil, cada uno dañaba a su manera, y eso está bien.
El gentío entraba en arapos, desnudo y de punta en blanco.
Qué importaba la ropa, su dinero acababa en el mismo banco.

El anfitrión, armado con un megáfono:

Damas, caballeros, personas no binarias igual.
Que sepan que, al final, se morirán todas igual.
Su devoción religiosa y entrega al creador, da igual.
Su inclinación ideológica y su esfuerzo, dan igual.
Su dieta y todos sus estilos de vida, dan igual.
El género de su pareja en la intimidad, da igual.
Si escriben con la izquierda o con la derecha, da igual.
Si lloran o si ríen o si ni se inmutan, da igual.
Damas, caballeros y personas no binarias igual.
Son sino solo estadística.
Son sino solo el reflejo
De sucesiones de espejos.

¿Quién se cree este chamán
De la incertidumbre y la maldad?
Dijiste, frunciendo tu ceño, al compás
Del barullento aplauso que pudo sonar.

Qué gano con mi desgano,
Qué pierdo al participar.
Salió caro mi descaro,
Salió gratis regatear.

Que alguien traiga un médico,
Que alguien traiga un sacerdote
Que apague mi léxico,
Que apabulle raros brotes

De conciencia y raciocinio,
De cuestión y de saber,
Que reemplace en su sitio
Con certeza sin porqué.

¿Cuándo empieza el after hours de este funeral?
Pareciera que alguien se murió por acá,
Y se durmió, cerrando su ojo, el huracán.

Hagamos de este after hours nuestro baby shower.

Hagamos de este after hours nuestro baby shower

Te cansaste de garchar con los garfios de los anzuelos
Y encarar al alba con el autoestima por los suelos,
Y te hartaste a buscarle y buscarle algún sentido
A esta existencia absurda, que nunca lo ha tenido.

Buena suerte con eso, queridísima camarada.
Que, al final, arderemos en la misma llamarada.

¿Cuándo empieza el after hours de este funeral?
Pareciera que alguien se murió por acá
Y decidió por dentro el propio ataúd cerrar.

Hagamos de este after hours nuestro baby shower.

Hagamos de este after hours nuestro baby shower

Que, de amor no se ha muerto nadie, no hay registros.

¿Qué importa lo que diga ese anfitrión de todas formas?
Al fin y al cabo, a mí me quedó clara solo una cosa:
La verdad es que nacemos teniendo un superpoder;
El de poder ser, y eso lo quisiera tener él.

Nos quedaremos pisando fuerte, rechazando
A ese dios que hace tiempo renegó de nosotras
Y nos dejó aburriéndonos acá como ostras.

Nos iremos a regañadientes, maldiciendo
A ese dios que hace tiempo se rió de nosotros,
Dejándonos encabritándonos cuales potros.

Que de amor no ha muerto nadie, a ver las estadísticas.

Si se nos cruzan los cables esta noche,
¿Lograremos hacer cortocircuito?

Escapando del concierto y de su mierda,
Nos perdimos la gran parte de la fiesta,
Mientras el mundo quebraba alrededor
Y ya solo quedábamos vos y yo,
Tomé tu mano y empecé a recitarte:

Cada noche se me hace más difícil clarearme
Y me acuesto con los ojos abiertos, sin poder quietarme,
Deseando volver a dormir pero sin despertar
Para ver si vos podés salvarme del sueño recurrente
En el que se me presenta una vista negra constante
Y despierto con los ojos cerrados, sin poder moverme,
Deseando volver a dormir pero sin respirar.

Mi amor, ¿por qué buscás fuego donde solo queda ollín?

Yo te prometo no morirme de amor, si puedo vivir de él.

Lo entendiste, ¿verdad? En realidad no estábamos corriendo.

Comenta & Vota