¡Aquí hay paz!

poema de Mario Schez

Mi mente ya no aflige,
Ya no veo esa ventana de un mundo alquilado,
Hoy vuelo en este nuevo sueño,
El presente es mi nuevo recuerdo,
Mi recuerdo mismo es nada,
Fui conciencia y ley, soy paz sin juicios.

Es esta mi calma, Esta calma que me arrulla en este nuevo nacimiento,
Este nuevo hogar, no me busquen, no me extrañen,
¡yo soy su viento!
Estoy más cerca de sus almas, de sus brazos
Duermo entre la melodía de mi madre, dama y señora,
De sus lágrimas de amor y nostalgia.

No me extrañen, vivo en los jardines que soñé,
En las melodías de este eterno paraíso,
Trascendiendo al divino éxtasis, al suave latir del silencio.

Día y noche susurran al llegar,
Se acabó el largo frío, el intenso dolor,
¡calma profunda!
En este leve pernoctar a mi nirvana,
Sopla este vientecillo a la distancia,
Aquí hay paz.

En memoria a mi primo Luis
QEPD.

Mario Sánchez
Agosto 18 de 2017.

Comentarios sobre este poema