Tu retrato convexo en mi memoria

poema de Argüello

No importa si me pierdo,
si no hay palabras mágicas
e ilusionistas que conviertan
en mi mente derivadas de tu
imagen.

Espero aquí,
y mi escrito se adormece
mientras debato con Kant
en mi alucín sobre el deber.

Y me alivia pensar
en el rostro precioso, similar
al del ángel que me salvó
de mi sueño nocturno con
el diablo.

Mientras el mundo me oferta
deseos, yo escaseó de interés
y mis dedicaciones se disuelven
en vacío.

Y sigo aquí, y me mantengo
despojándome del tiempo,
sustentándome de las nociones
que quedaron en mi memoria.

Marlon Argüello Vargas

Comentarios & Opiniones

Vota & Comenta