¡SI TU ESTUVIERAS AQUI!

Si tú estuvieras aquí…
No sería ya un muerto en vida.
¡El cual torpemente camina en busca de aquellos labios qué antaño mitigaron con infinidad de besos la atroz hambre de tu engaño!

Si tú estuvieras aquí...
No sería ya un zombi, que dejándose llevar por su descarnada boca exige ser alimentado con carne hasta que mi putrefacto aliento aspire nuevamente tu entrañable sangre.

¡Antes de que en tres a cinco años se descomponga mi cuerpo!
Desesperado degusto manos con la esperanza de probar una vez más el sabor de tus caricias.

Si tú estuvieras aquí...
Mis noches no serían tan solitarias.
¡No sería ya una estatua que se mueve al compás de los hilos de este clan al que ni temo decepcionar!

Si tú estuvieras aquí...
Mis oídos rechazarían guiarse por ruidos extraños.
¡Mientras mi olfato va detrás de ese aroma de sangre que le enloquece, olvidando rápidamente el aroma de tus engañosas formas!

Si tú estuvieras aquí...
No sería ya la pesadilla de ajenas miradas.
¡Que al verme de acerca, con temor rechazan rápidamente mi silueta ante su feroz embate!

Si tú estuvieras aquí...
Mi mirada no se guiaría insistente en la búsqueda de algo y a la vez de la nada.

¡Aquella vida mortal la he extraviado dentro de esta vasta horda en la que ya no percibo ni a tu sombra!

¡Únicamente sé!...
Que antes de que me cubriera totalmente la irracionalidad corrí, negándome a caer en los brazos de su oscuro letargo.

Si tú estuvieras aquí.
No tendría por qué dar pena a la Luna ni a las estrellas con mi actual presencia.
Ella dista mucho de ser lo antaño te enamoro y que ahora le tortura una onda pena.

Aun no me dé cuenta de mis sentimientos.
Siguen siendo testigos constantes, atrapados en la ferocidad de mi barbarie.
Ellos saben que el cielo es el único que me compadece.
¡Y aun molesto confirma que mi instinto te espera para que me salves de esta cruel existencia!

Mi anhelo fue el dormitar una vez más dentro de tus brazos, y no estar más abrazado a este tiempo que me recrimina ser el objeto de afecto de este virus que me atrapo con los efectos de esta hambre eterna.

¡Sesgando sueños y sentimientos ajenos devoro hasta dejar al desnudo sus amarillentos huesos!

Si tú estuvieras aquí...
Tal vez mis lágrimas surgirían acariciando lo que queda de mis ojos que putrefactos observan al vacio. ¡El pretende ser mi único dueño mientras la muerte no me arrebate de este sueño!

Mi tiempo silencioso transcurre y mezquino nunca se detiene
Evita romper con los gruñidos que cada noche acompañan a mi tristeza.
¡Tristeza que se aferra muy segura de ella!
Sin que tú ni nadie la disipen de mi boca.

Si tú estuvieras aquí...
Ninguno de estos días tendría porque correr detrás de las sombras.
¡Estaría bailando contigo mientras tus pies pisan a los míos!
¡Confirmando que no eres un sueño de nuestro pasado!

Si tú estuvieras aquí...
Yo jamás habría ido detrás de ti, en aquella noche donde el virus de la decepción me atrapo, me hizo suyo pese a la negativa de mi cordura.

¡Fue en esa noche donde me transformo en su zombi predilecto!
¡Como pude intente llegar a ti, antes de ser reclutado por el hambre de sus efectos!
En ese camino deje anhelos: suspiros y sentimientos que te facilitaran regresar a mí.
¡Encontrarme y salvarme era y aun sigue siendo tu elección!

¡Qué me cures o que matándome me salves para no ser más parte de esta desenfrenada carnicería, sería ya cuestión de tu falsa o verdadera empatía!

Si tú estuvieras aquí...
Mi voz seguiría recitándote todos esos poemas.
Poemas que alguna vez te escribí.
Poemas que hoy son resguardados en este mi viejo diario.
Diario que aun se encuentra dentro de mi bolsillo.
Mientras tú sigues alejándote de mi lado en compañía del amor por el que me cambio tu corazón.

Si tú estuvieras aquí...
Mis gruñidos no tendrían que regalarse a la nada.
¡Qué aun sabiendo que me escucha pretende no entenderme!
Pretende seguir restregándome que en estos cinco años, tu ausencia aun se muestra mezquina con el final de mi destino. ¡Mientras el efecto del virus de la soledad ya se diluye junto con mi fallecido organismo!

Autor: Mario Cesar Palma G.
Derechos Reservados.

Comentarios & Opiniones

Silvia

Muy tierno,nostálgico me gustó pasar,saludos.

Critica: 
Felix

Me encanto tu poesía de amor!! me gusto mucho la idea, sin su amor es como ser un zombie. Un gusto leerlo. Saludos!

Critica: 
Hechicero de Dragones

Silvia, te agradezco que me leas y tus comentarios. Saludos.

Critica: 
Hechicero de Dragones

Felix, es grato saber que te gusto leerme. Saludos.

Critica: 
Joelfortunato

Buenas letras con especial sensibilidad creativa y alto nivel sentimental en un estilo Agradable. Un gusto saludarle y felicitarle. Gracias también por sus comentarios.

Critica: 
Franlodel

¡Excelente!. Me gustó mucho. Un abrazo.

Critica: 
Magali Vianca Copa Pabón

Trágico y muy doloroso. Hambre eterna que nos mata. Saludos

Critica: 
Sol sin luz

Me gustó tu obra, ojalá vuelva y esté pronto. Saludos.

Critica: 
Orlando Silva

WoW muy bien llevada y bien plasmada tu bella Obra buenísima todas las estrellas y un fuerte Abrazo.

Critica: 
Nancy

Un gusto leerte. Saludos

Critica: 
ORTIZELBA

Buen escrito de interesante lectura. Un gusto pasar. Saludos.

Critica: 

Comenta & Vota