Todo lo que necesito

Eres todo lo que necesito;
eres tan hermoso,
tan dulce, tan guapo
no podría pasar a tu lado
tan solo un buen rato.

Podría verte cada día,
y a tí aferrarme siempre,
estas en las buenas y en las malas
tu amor nunca está ausente.

Eres mi amado, mi sueño,
mi dulce confidente,
mi sol, mi luna
mi eterno presente.

Te veo en la mañana,
te abrazo cada noche,
te doy todo mi afecto,
nunca temo dar demasiado,
pues es evidente que siempre estarás a mi lado.

A Cristo.