EL MÁS TEMIDO

He probado el oprobio tantas veces,
que casi familiar, hoy se me antoja.
Esa cicuta que tu mano aloja
en mi boca, la acepto, cual si fuese
el manjar de los dioses. Palidece
mi rostro y sé el motivo. Sin embargo,
mi cuerpo ha consentido su letargo,
como si una mortaja lo vistiese.
He conocido el oprobio, el desamparo,
la deshonra de ser y la ignominia.
¡¡¡Ya tarde vuelas, ave de rapiña!!!
otros antes que tú, me devoraron.
Este oprobio, tal vez, me ha prevenido,
acaso de probar...el mas temido.
LUCIANO CAVIDO

Comentarios & Opiniones

Vanessa Tawer

Magistral creación. Cordial saludo

Critica: