Rareza

poema de Luz Inés

Él me miraba y existía.
Y existían conmigo las amapolas
y el epicentro del mundo
y las constelaciones
y la génesis del mar.

Él me hablaba y respiraba.
Y respiraban conmigo las amebas
y los bonsái silvestres
y el río de la plata
y la indómita amazonia.

Él me tocaba y yo creía.
Y creían conmigo los ingenuos
y los ángeles caídos
y las almas ateas
y la razón más desesperanzada.

¡Qué rareza la vida!
Ya no existen los brazos que quería.
Él no me mira, no me habla, no me toca.
Pero viven las cosas que ha creado.
Y yo aún existo, aún respiro, aún creo.

Comentarios & Opiniones

NUZ

Bello, Bello... Hermoso. Un gusto inmenso leerlo. Saludos y Bendiciones reciba

Critica: 
Luz Inés

Gracias Nuz... el agrado es mío de que hayas pasado por mis letras y hayas dejado tu opinión! Un fuerte abrazo!

Critica: 
E. Ariel Montesdeoca

estupendo.. la fuerza en modulaciones poeticas
de creer en [email protected] [email protected]!

Critica: 
Gui

Buen poema, con positivo final,
felicitaciones
Guillermo

Critica: 
Marántomo

Felicitaciones, muy bonito versar, grandes sentimientos, saludes, mis mejores deseos.

Critica: 
Christian

Just like me! Saludos buen escrito :)

Critica: 
Noelia Candado

Luz: Luz, tu poema tiene luz :)
Me encanta, me inspira y leerte me entusiasma.
Como embellece a la vida tu poesia!

Fuerte abrazo :)

Critica: 
Luz Inés

Muchas gracias a todos, por sus comentarios, como siempre, alentadores... Fuerte abrazo!!

Critica: 
Jeniffer Miranda

Bellos versos querida, saludos.

Critica: