Hambre por vivir

poema de Karen Molinag

Luz Opaca, ¡apágate ya!

Por que tengo poco amor,
Terrible ceguera, cansada de estar así.

Terrible angustia de pensar
Este amor sin descasar

Luz opaca que alumbra mi vida,
Déjame respirar,
manos cansadas y aburridas.

Ojos nublados y grises
Dejen de llorar.

Alma eterna caminando sin cesar,
Pasante e intolerante al calor del mar.

Derechos Reservados
Autor: Karen Molinag
Mex / 2008