Caminaba en el jardín del Edén, aquel que inventó un Ser, cuando por primera vez se creó la Tierra, esa misma que no fue capaz de encerrarse en esfera, ni contradecirse, en un vago Abismo como lo es el engaño, mujeres de antaño, que todavía vagan en mi mente con la misma silueta que conocí, cuando aquel poeta escribía, el duro sentir que transmitía mi alma.

Claro !!! Y sin dudas, el poeta era yo, sentado en un escritorio, imaginando como fuera mi vida, si le permitiera el duro sentir del dolor conmigo vivir, es entonces cuando una delicada voz a lo lejos, mis oídos me permiten oír, Dios existente, gracias por venir, era mi amada que hablaba, preguntando dónde era que estaba, con apuro y papel tapé lo que el tintero derramaba, en un escrito, hablando de lo que nunca fui.

Presuroso salgo a tu encuentro, es entonces que llegó y te veo de frente, y miró esa sonrisa, que una vez bajo brisa de un Mayo imponente, me hizo Amarte de repente, y la cordura volvio a mi ser, y verte de nuevo me hizo recordar, que han pasado Ya 50 años desde aquel primer día en que con un clavel te empecé a enamorar.

Erick Rizo.

Comentarios & Opiniones

Silvia

Pero que grandioso, muy bonito felicitaciones saludos cordiales y beso.

Critica: 
Josue Aymer

Hermosa obra con el aborigen de su amor, saludos y un placer leerle.

Critica: 
AdViHeBOM

Lindo

Critica: 
Celeste Alma

Me encantó la alegoría del jardín del Edén; algo así como el primer encuentro del hombre con el sexo femenino y su estremecimiento ante tal encuentro.

La analogía entre el clavel y la pasión , muy bien !

Critica: 
El trascritor de sentimientos

Muchas gracias colegas les agradezco tan acertado punto de vista, a todos de hecho, Pensé en algún momento que era alguna letra muy compleja, después supe, sólo con ver lo que había que hacer eso verlo para querer leerlo dos veces.

Critica: 

Comenta & Vota