Los rumores de la gente

poema de JOSE FLANDEZ

Sé que andas abrazada a aquel amor,
pues lo pregonan tensos los rumores,
en tanto que resuena un cruel clamor,
dizque ya terminamos los amores...

Al escuchar lo fuerte del rumor,
mi corazón ungido de temores,
se contagió de un crónico dolor,
y mi boca probó los sin sabores...

Y mi alma que es amor lo que suspira,
que sea incierto es todo lo que aspira,
el rumor desgraciado de la gente...

Y si acaso el rumor resulta cierto,
entonces ese amor está bien muerto,
y ya habrá que expulsarlo de la mente...

Comentarios & Opiniones