El horizonte infinito en color verde

poema de Jay Gades

Mientras que bajan los soles
Disfrutando con honores
De la luz de tu melena
Te devuelvo agradecido
La mirada con destino
A unos ojos que me alientan
Dos luceros enmarcados
Que son un camino amplio
Hacia toda la verdad
Ay...
Con una mirada sobra
Para entender a cualquier hora
Que nos vamos a encontrar
Y aunque a veces te encuentro en la pena
De que pase el día y no te haya oído hablar
Pienso en cada momento
Que tus palabras me han hecho
Casi casi que volar
Y el horizonte infinito en color verde
Disfrutando cada paso
Que la arena se convierte
En una alfombra suelo firme entre la nada
Donde no importa perderse
Si eres tú quien me acompaña
Y tras la tarde de expiar nuestros pecados
Salgo más hombre, más sabio,
Con herida y corazón
Me has enseñado que no importa como nazcas ni como pierdas
Que lo importante de verdad es abrazar como te sientas
Mientras rompes los esquemas
Hoy te regalo estos versos
Las más sinceras de mi rimas
Nada que te pase
Cambiará en la vida
Tener amor, cariño y comprensión
Siendo mi amiga