Que de mí, todo lo tienes ya

poema de Jhosma

No, tal vez ahora todo esté mal; el cielo, la casa, el tiempo, el mundo y en ello tú otra vez creando falso orden, y yo, soportando el agua terrible, y eso tocando con la punta del pie. Tú como siempre creando ríos de dudas, y yo nadando como una golondrina, dejándome caer para luego levantarme con mejor impulso. Tú condenándome a ser no absuelta, irremediablemente, ojalá pueda dejarte ver algún día como ven mis ojos y así podrías entender, que allá afuera está lloviendo para los dos, pero me estas dejando mojar sola, pueda que esté un poco loca, pero hasta mi alma te pertenece, y me gustaría ser lo suficientemente combustible para que te calientes las manos y los pies a gusto, pero mi vida, eso solo tú lo sabes. Y como diría Cortázar; “esto le tenía que pasar, los escritores son distraídos”, muy bien me conoces amor mío y en tu subconsciente rueda todo lo que soy, como un disco de vinilo. Y si quieres pídeme la luna, pídeme cada gota de lluvia, y yo solo pido a cambio tu amor verdadero e incondicional, que de mí, todo lo tienes ya.