Noche perfecta

poema de Jhosma

Esta noche lo iba a recordar como si fuese la última vez que por mi mente pudiera vagar. Me había atrapado con su mirada, a su lado la Rue de Monge estaba mucho más cerca de una realidad, ahora, inalcanzable.
Sentía su mirada tímida sobre mi, y mientras nos mirábamos sus ojos sonreían. Me hubiese gustado interrumpir esa sonrisa solo para ser la loca que viva en su cabeza; desnuda, con ropa, con llanto, con risas, esa loca que cuando no tenga extrañe, esa que le cante.
Si de todo esto hubiera sido posible una extrapolación, esa sería que fui la llama en su oscuridad. A lo mejor y todo esto es una nostalgia más de una noche perfecta.