Mi bella Primavera

poema de Javier Zapet

Buenos días mi dulce primavera.
Como ha pasado el tiempo amada mía.
Los días a su lado siempre han sido el mas dulce placer de la felicidad.
Su manera de ser ha dejado una marca enorme en la vida de este su fiel amante.
Gracias por esos besos robados, por esas sonrisas repentinas y por esas lágrimas de felicidad.
Pequeños detalles que en lo trivial de un mundo cotidiano se vuelven fundamentales para sostener una vida.
Es una mujer con alas de ángel que me transporta al cielo en cada abrazo entregado.
Es una mujer que con solo respirar el mismo aire hace que este pedazo de humano le forme sentido a volverse un hombre.
Días de tormenta han sobrepasado, la neblina opaca la forma de expresar estos sentimientos.
Pero siempre llega la calma, con una dulce primavera que invita a seguir creciendo, dejando caer lo malo y naciendo siempre lo bello que es amar.
Hay una calma donde la vea al final del muro.
La veo sentada como siempre, con esa sonrisa eterna que me invita a recostarme en sus piernas.
Sintiendo paz, paz que me transmite lo que solo siento cuando estoy a su lado.
Ese sentimiento tan único e inexplicable que yo siento se lo queda usted guardado entre sus manos cuando nuestros dedos quedan entrelazados.
Es algo que yo decido entregarle a usted, es algo que no se puede ver o tocar, es algo que puedo decir que es lo mejor de mi.
Palabras en un texto pueden haber miles, formas de escribir lo que siento por usted existirán demasiadas.
Pero a veces el silencio se encarga de todo, ese silencio donde solo usted sabe lo inexplicable que es este sentimiento.
Ese silencio donde la una conexión mágica se apodera de nuestros sentidos.
Inexplicable, pero cierto, y en ese momento, en ese preciso momento, todos mis sentimientos susurran a su oído, pidiendo permiso para entrar a lo mas profundo de su alma.
Las persona cambian, el mundo gira, pero lo que uno decide guardar y mantener en el alma, cuerpo y mente, eso jamás deja de existir
Y usted esta en mí, en todo mi ser, en toda mi alma, cuerpo y mente.
Este sentimiento le pertenece, como le pertenecen estas líneas, como le han pertenecido muchas mas.
Soy la mejor versión de mi ser, estando a su lado, y eso únicamente lo logra un sentimiento puro y verdadero como el que le transmito en cada segundo que he pasado a su lado
Mi bella y dulce primavera, haz que cada momento nazca un nueva forma de expresar estos sentimientos hacia usted.
En usted encontré lo que jamás busqué, y eso belleza de mujer, esa cosa que no pensé tener, eso singular dama, es Amarla Eternamente.