Poeta maldito

poema de nacho

Fui bendecido con una mística maldición
dada solo a unos pocos sensatos
en medio de una rapsodia de ángeles furtivos
que compartieron y destinaron
tu enigmático brillo de inexorable albedrío
abrasado de las cenizas más calientes del infierno
aún incineradas, aún fulguradas,
cual copa de Licurgo
dispuesta e iluminada
por un ingrávido reflejo transmutado
de ópalos contrastes quiméricos;
poeta maldito, poeta maldito,
yo sé muy bien
que estás por encima del evidente desgaste de la noche embaucadora
que martilla y proporciona la desolación de la prosa magna,
poeta maldito, poeta maldito,
sínico bastardo del gentío absurdo
vaciado en el grávido vapor del hada verde
que desprende y destila su sórdida locura vigente
en el sorbo turbado del sopor intransigente,
poeta maldito
excluido soñador del suave menguante
eres el eclipsado vidente
liberado del sacro dolor que respira la auténtica poesía mortecina

Comentarios sobre este poema