Ludwica

“Dios te magnifica . . .”

De amores muy hondos,
te toca los hombros
el lindo cabello,
castaño destello.

Que enmarca tu rostro,
ante el que me postro,
perfecta la frente
del alma vertiente.

Cejas delineadas
de luz de alboradas,
la belleza pules
con ojos azules.

Pestañas sedosas,
cortinas gloriosas,
mejillas rosadas,
conchitas sagradas.

Van escondiditas
tus dos orejitas,
ni aretes ni adorno
requiere el contorno.

Nariz de princesa,
bendita destreza,
labios, los de un hada
en boca deseada.

Dientes celestiales,
níveos, magistrales,
sonrisa graciosa
de un ángel, preciosa.

Barbilla coqueta
muestras, indiscreta,
cuello acariciable
que luce impecable.

Tu piel ni se diga
al candor se liga,
enigmas, lunares
espectaculares

Corazón sensual,
cuerpo de ritual,
no tienes defecto,
hay causa y efecto.

El hechizo arista
de una gran artista,
maja esplendorosa,
mujer, digna Diosa.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
Ciudad de México, a 20 de febrero del 2021
Respetuosamente dedicado a la gran actriz Ludwica Paleta Paciorek
Reg. SEP Indautor No. (en trámite)