Técnicas de protección masivas

poema de Lola Amapola

Está verde,
está creciendo mi cosecha.

El miedo me invade en la noche
y la calma, que es astuta,
no me lo pone en bandeja de plata;
Ni mucho menos.
Empeñada en la fortaleza.
La mía propia
escondida bajo las piedras
de vete a saber
qué ciudad en ruinas.

Siempre con la frasecita en la boca,
"tengo templos que cuidar"
y no me quiero despistar, almita,
almita mía, en el blanco de mira
de fuerzas
y debilidades
las cuales he de aprender a discernir.
Siempre en guardia
con la Luna mirando
tramando planes
para no caerme
y de hacerlo
tener pulido el amortiguador.
Amortiguador. De amor.
Siempre de Amor.

Comenta & Vota