Bismuto

poema de Sergio

Pretendemos creer que es Dios quien nos salva de los abismos, cuando en realidad es ese mismo Dios salvándonos de nosotros
mismos. Y esta constante dualidad en conflicto la llevamos todos nuestros días de nuestra mortalidad en sigilo, por ello, muchas veces somos nosotros mismos la propia piedra de tropiezo, nos auto saboteamos una y otra vez sin aparente remedio, para algunos se es consciente de esta conducta, para otros ni siquiera lo han considerado en su permuta. Para el sabio es un camino arduo del que ya ha recorrido suficiente, y ha establecido una serie de leyes casi infalibles para no tropezar en su cimiente, pero para el no tan sabio, no tan razonable, para el emocional una y otra vez le harán dudar. Quién eres tú? …

Yo soy el sabio y el estúpido a la vez, porque ésta es la manera sencilla en la que me puedo reconocer.

Comentarios & Opiniones

Xio

...tropezamos casi siempre con la misma a piedra; un placer, linda noche poeta.

Critica: