La Dama de Guerra

No olvides tus preguntas cuando apuñales,
Cuando creas que sabes cuál es la verdad,
que abajo se descompone en soledad
sangre de personas que no son reales.

No rompas el juramento entre animales,
por el que todas tus respuestas cediste.
La espada que hoy usas pero que no existe,
fue de aquellos que entonces eran leales.

Comentarios & Opiniones