Un 20 de noviembre.

Y ahora sólo quedan

risas para recordar en las mañanas,

historias que te sacan carcajadas

y promesas que quizás

algún día cumpliremos.

Ahora sólo queda

decir que nos veremos después.

Comentarios & Opiniones