Unión

poema de Ela Adal

Nadie puede verlo,
más existe.
Es poderoso
a la vez que sutil,
inquebrantable
a la par que suave.

Puede ser infinito,
como el universo
y llevarte y traerte
de regreso a mí
tras largos siglos
de cruel ausencia.

Puede ser tan mínimo
como el invisible espacio
que separa tu aliento
de mi impaciente boca
entre beso y beso
en el anhelado reencuentro.

Nos atrapa, nos rodea,
nos une sin exigencias
en cósmico abrazo eterno,
que no precisa materia,
tan solo nuestros deseos,
pensamientos, alma.

Y no podrán desatarlo
ni romperlo, ni cortarlo
por más que en ello
se empeñen
esas almas vacías
carentes de sueños.

Unidos por este hilo,
muy cerca,
o en la distancia.
Dos mundos paralelos,
o tan solo uno reflejado.
siempre libres,
más por siempre atados.

Comentarios sobre este poema