El caballo y el hombre

poema de Carlos Luna

Vi un caballo salvaje,
Corría libre por los campos,
Largas eran sus crines,
Y sin herraduras los cascos.

Vi un hombre soberbio,
Que en sus manos llevaba un lazo,
Y en sus botas dos espuelas,
Y a la cintura un látigo.

Vi al caballo que corría,
Vi como que se fundía con el viento;
Vi al hombre escondido,
Agazapado, esperando el momento.

Vi al caballo inmóvil
En las redes de la confusión y vergüenza,
Vi al hombre que lo llevaba
Para domesticarlo con violencia.

Vi al caballo amarrado,
Herrado y con la montura puesta,
Vi su mirada perdida,
Y su caminar apurado por las espuelas.

¡Vi al caballo echado,
¡Agonizando de tristeza!
Vi al látigo cómo lo golpeaba
Para sacar lo último de sus fuerzas.

Vi al hombre haciendo un hoyo,
Y luego al caballo que estaba adentro,
Vi la tierra como iba cubriendo
Los despojos del caballo muerto.

Vi la Luna como se alzaba
Con su argento fulgor soberbia,
Vi como fríamente lloraba
Sobre la tumba recién cubierta.

Y vi como resurgía
Desde el mundo de las tinieblas,
Aquel caballo que había sido
El más hermoso de todas las bestias.

Pero ahora era un monstruo,
Y fuego su murada era,
Y en las manos llevaba un látigo,
Y en sus botas, dos espuelas.

Comentarios & Opiniones

Osler Detourniel

Felicitaciones por esta excelente obra. Gracias por compartirla. Saludos cordiales

Critica: 
Alguien más

Impresionante. .que lata que a veces poemas tan Buenos pasen desapercibidos..espero que este no.brillante.

Critica: 

Comenta & Vota