Dímelo tu

poema de Capitan

Descansé tras tu ombligo
durante largo tiempo,
otorgándome el poder de luchar
en éste mundo tan complejo.

Me has llevado a ver cielo y mar,
haciendo indescriptible tus gestos,
con tal de ver la felicidad
proyectada en mis sueños.

Plasmaste la huella del sentimiento
en la montaña rusa de mi interior
con las negativas en la primavera
y sus ventajas en el amor.

Por más que te agradezca
tus complicados esfuerzos,
nada de lo que hiciera
se vería recompensado
por tus generosos hechos.

Puedes ver que me és más facil expresarme
en ésta hoja en blanco
que levantar la vela de mi voz
para recitarte los versos anclados
en mi motor.

Juntos saltamos la hoguera del abismo,
despidiendo nuestros miedos,
enterrados bajo el mar
de nuestro olvido.

Celebra tu día
de la mejor manera que desconozcas,
pero no sólo hoy, madre,
sinó toda tu vida.

Comentarios & Opiniones