Runa

poema de kormoran

Mirando a la luna
Halle tu runa
Una tabla que hablaba de los dos
Una prueba en la tierra
Sin sombra bajo ningún sol

Unia nuestros nombres
Unia nuestros seres
Escrita con el fuego de los dioses
Tallada por manos celestiales

Narraba una historia del corazón
Una adivinanza en comunión
Un pasado en presente
Un regalo sin tiempo
Un beso sin adiós
Un hola eterno

Y cogí tu mano y seguí leyendo
Entre líneas adivine mi futuro
Entre marcas lo que me habías dado
Y alce la vista y leí en tus ojos
Cariño en un par de luceros

Hice una pausa en el punto de tus labios
Cogí aire de ellos y continúe con mi lectura
Y quise proseguir con la aventura
Qué me ofrecía el resto de tu cuerpo

Mori entre las comas de tu cabello
Deseando que fuesen palabras unidas
Y llegue al final de la frase
Donde residía toda tu lección

Bebí de ese pozo de sabiduría
Qué me enseñaba la lujuria
Deseando que no se terminase el párrafo
Deseando que el libro no se cerrase

Me hice culto de ti
Conocí lecciones no permitidas
Mientras pasaba hojas de tu piel
Sintiendo el roce de tu cálido papel
Mojando mis labios en caricias entendidas.