¡Salve Cesár! Y los hermanos Cohen también

poema de El Sanguche

Me enceguecí,
Mis creencias ataron mis conductas y pensamientos
¡No te creeré!,
Tengo incrustada mi fé
(El sol brilla para mí).

No me interesa que digan
¿Qué cosa más idiota puedo pronunciar?
Vuelan miles de palabras a mi alrededor.

"La marca no se mancha"
Dice el joven pupilo
La cruz se iluminó
El comercio ganó mis tentaciones de amor.

Humanidad, desconsolada estás
Permitida la Comedia en ésta ocasión.

Comentarios sobre este poema