Pan

poema de El Sanguche

Las musas despegaron
dejaron al fauno sin oportunidad
viejo y ocurrente satiro
¿dónde vagaras para encontrarlas?

Lo que te incomoda son las mesas, tizas y pizarrones
no tienen respuestas
(Pesadillas en mediodía)

Recorre las ruinas el estrepitoso falange
las risas ya le duelen
las lagrimas cristales que lo tuercen

El rey ha muerto
los faunos se marcharon
¡aclamaron su ebriedad!

Comentarios sobre este poema