Extraña

poema de H. Trikova

Si mi voz siempre ha sonado extraña, ¿qué acompaña a mis pensamientos?

Si mis expresiones siempre han sido “exageradas”, ¿qué consuela a mi intenso corazón?

Si cuando digo que quiero como la luna, que guarda y recuerda todas las miradas, ¿será un síntoma de mi alocada mente o mi tendencia acalorada?

Cuando sé que la luna siempre ha estado, sin importar el siglo o los ojos que la observan/descubren por primera vez.
¿Será el inicio, el fin o el desarrollo?
O solo mi voz sonando otra vez como una extraña