SILENTE

He aprendido a callar...
Ante la incomprensión, mejor el silencio.
Basta una mirada fría para entender
que no siempre existe la recepción que yo espero.

He aprendido a no decir nada...
Dejar mis palomas libres al viento.
Que vuelen estas líneas azules
vistiendo todo mi cielo!

Qué grande es lo que en mi pecho siento
cuando encuentro que mis frases tienen eco!
Es demasiado puro lo que nace en mí
para dejarlo morir en desprecio.

He aprendido a hablarme a mi misma...
Porque sé, sobradamente,
que mi niña interior me escucha,
y si ella ríe, sonríe para mí la vida.

Y me he enseñado a cerrar los ojos del corazón,
a bloquear los oídos de mi alma
para que ningún canto sirénido me embruje...
pues las rocas, siempre siguen por ahí!

19 de octubre de 2021

Comentarios & Opiniones

María del Rocío

Que gran poema! Me encanta su sabiduría. Gracias por compartir

Critica: 
Xio

Pues claro, la mejor respuesta es el silencio ante la incomprensión y el sabernos y valorarnos en todos los aspectos de la vida, que nada ni nadie opaque esa autoestima que es el orgullo sano de la dignidad humana, preciosa obra, un abrazo Corazón.

Critica: 
Jesús Ángel

Y lo que queda por aprender y para ti Corazón de Flores salud y a seguir con tus le✍️tras

Critica: 
Corazón de flores

Encantada de contar con tu comentario, María del Rocío. Gracias siempre! Abrazo.

Critica: 
Corazón de flores

Xio: Tal cual dices, no se puede dejar de lado la dignidad humana, que no es orgullo. Es valorarse primero para valorar todo lo demás. Abrazo, querida, y que tengas una hermosa tarde.

Critica: 
Corazón de flores

Muchas gracias por el aliento y apoyo, Jesús Ángel. Salud y abrazo fraterno a la distancia.

Critica: 
Michael Castle

Belleza desborda tu escrito. Si a veces es mejor el silencio ante una complicidad explícita que no se comparte en realidad. Es más razonable, comienzas a conocerte tu mismo, se desarrolla tu madurez. Saludos, besos y todas las estrellas.

Critica: 
Corazón de flores

Muchas gracias Michael Castle. Ante la incomprensión nos encerramos en un mundo íntimo que realmente conlleva a conocernos un poco más. Saludos desde Uruguay.

Critica: