Ten fe

poema de Daniel Meza.

Por doce años una mujer
Con flujo de sangre padecía,
Lo perdió todo y aún hasta lo que no tenía.
Un día un hombre caminaba
Por donde ella vivía,
Su nombre; Jesús de Nazaret
O también el Cristo pues así lo conocían.
Ella escuchó que Él hacía milagros
Y sin dudarlo hasta Él se arrastró
Pensando: que sí tocará tan solo el borde de su manto, ¡sería libre!
de su terrible maldición.
No le importó ser pisoteada por la muchedumbre,
ella quería ser sana.
Ten animo hija; le dijo Jesús,
Ya recibiste salvación.