.

poema de Daniel Meza.

Será que empezaron las mentiras,
Será que la confianza se acabó,
Será que el bonito gesto de contarme todo terminó,
Dímelo, para no dudar,
Dímelo, porque mi mente es un misterio difícil de resolver,
Dímelo para no sufrir,
Aunque se que no me perteneces, quiero que sepas....
Que de tí me encariñe.