Las mentes compartidas tienen pocas oportunidades

poema de Vic Z

Recojo lo que queda de mi humanidád
lo demás lo ha robado algún demente
esos murmullos de los que me hablas
seguro deben ser de el.

Duras palabras las que recita esta noche
nunca es suficiente, nunca está satisfecho
¿Es el descontról de mi cordura lo que busca?
Si mis manos hicieran lo que deséo
el ya no estaría más aquí

Preferiría incluso la condena más dura
que lidiár con este retorcido sentimiento de culpa,
de lo que yo no hice o más bien,
de lo que no quería hacer.

Su pecado es imperdonable
y yo estóy ligado a el
¿Pero que no dios es un ser piadoso?
Solo dame una oportunidád mas
solo un poco de compasión sobre sus actos

Pero mis súplicas y rezos los escucha la noche
y nadie más que el caprichoso viento
que se las lleva lejos hacia el ahora desértico borde del infinito.
No me molesto en esperár respuestas y mis parpados exigen amargamente descanso,
mi mente se apaga una vez más, ya no sé qué esperar del mañana

Incompresible mi situación y mis razones para seguir
porque sin duda las hay, solo que aún no las he encontrado
Cada vez las ánsias y los nervios en el temblor de mis manos
al acercar esa llave de salvación hacia mi cuerpo me acobardan
se hace más humillante el no lograr concretar mis acciones

Soy como un cadáver consiente en mi cama
mirando al techo hasta el amanecér
con una carga más en el pecho, así es, volvió a suceder
y no consigo la forma de detenerlo, o bien, contenerme

Alegría
De ser como un héroe
Una vida salvada más
pero el costo no ha sido pequeño

Minuciosamente escarbo en mis pensamientos
no dejo de agitarme y temblár
Un mes, 30 días y contando
sin desquitarme de mi situación con alguien más

La decisión no ha sido tomada aun
pero eso no mantendrá atada por siempre a la determinación
Un lindo collar color oro con incrustaciones brillantes
Y un anillo a la medida, si, ese anillo que te compre hace tanto
Aun lo conservo, y supuse que seria un buen momento para usarlo

Mi cara esta totalmente mojada
de mi cabeza totalmente roja salen venas que parece que fueran a estallár
Y mis ojos saltando de la emoción atentos a cada detalle
Mi propia redención ha sido cumplida, finalmente

Pero mis inquietudes continúan bombardeando mi mente
y mi desagradable desesperación por lo desconocido, por lo que me espera perdura
Solo pido una segunda, o quizá tercer oportunidád
solo un poco de amór, solo un poco de compasión.

Pues ahora mis lamentos están
impregnados en mi ropa y pertenencias
Esparcidos por toda mi cueva
donde ahora las sombras se vengan de quien las trajo
a su cementerio privado de inocentes.

Comenta & Vota