Sueño

poema de Tati

Un sueño extraño tuve un día
yo volaba por sobre todo,
con mis manos
tomaba las blancas nubes,
inspiro hondo.

Bajando a una colina,
verde colina
bebía un jugo,
de naranja un jugo.

Caminaba en paz
dirigiéndome a una solitaria cabaña,
pequeña pero ni modo
¡que familiar siento todo!

Entro y lo veo a él,
besándolo en los labios
lo saludo y lo abrazo
¡Cuánto lo extraño!

Me alejo,
no sé porqué,
se cierra la puerta
para no dejarme entrar.

¡Mi sueño ha de acabar!

Comentarios & Opiniones