Una décima

poema de Tábata

Ésta décima espinela,
Es la primera que escribo,
Gracias al fuerte incentivo,
De un vinilo de mi abuela,
Que encontré en una cajuela.
De una gran mujer con garra,
Llamada Violeta Parra,
Que inspiró hasta lo profundo,
A elevar mi voz al mundo
Con pluma y una guitarra.

Comentarios & Opiniones

Vota & Comenta