Un centímetro de lo tuyo.

poema de Clara

No sólo soy yo,
lo que aporte,
También soy mi opinión
cómo vea lo que veo
en un contexto que es molde.

Son cadena infinita
Yo y mis lazos.

Qué fácil sería todo lo que dices si tan sólo fuese yo,
No por mis lazos que cada vez que te acercas acaban a días de distancia por la brisa de tus ojos.
Me quedo absorta en ellos,
incluso mientras hablo con otros.

Ojos que hacen vana cualquier distracción.

No sólo por la brisa sino que acostumbro a romper mis lazos para poder respirar y tomar perspectiva,
tuve mucho en soledad que superar que no quiero olvidar.
Ni puedo.
Es la única forma en la que aprendí a volar, de momento...
.
En la que vuelo
.
Mira
.
ahora mismo.
.
Estoy volando
.
Sintiendo
.
La quietud
.
De mí ser.
.
Yo, mi mano, y mi sentir.

A veces puedo ser obstinada,
Porque nadie me enseñó a montar en bicicleta,
pero aprendí por mi cuenta.

Recuerdo cuando, cómo y por qué.
Y nunca lo olvidaré.

Me cree a mí misma
En tantas cosas,
antes de lo común,
Y paradójicamente
se mantendrá una parte siempre niña.

Pero si nunca hubiera estado él,
No creo que hubiera visto cada reto donde lo ví.

Al final todo se compensa.

Mi memoria siempre
recuerda cada gesto de amor.

Ojalá estuvieras aquí para compartirte estas cosas
(siento que mi garganta se cierra con tan sólo imaginar que te encuentro).

Aún no he llorado todo lo que tenía que llorar,
efectivamente estas páginas
se están mojando.

No he amado todo lo que tenía que amar.

Y me vienes con esos ojos
sacando todo mi amor incondicional,
incontrolable,
colosal.

Espero que entiendas que después de lo que viví,
jamás sería capaz de alejarte
un centímetro de lo tuyo.
(lo mismo que me unió a tí,
me separa y paraliza)

No es que prefiera vivir sin tí,
tampoco podría vivir sabiendo que no existes.
Y a veces siento que me muero por no estar juntos,
y si desespero tan sólo tu te apareces,
porque viste lo que hay dentro de mí,
eres el único que conocí
que habla ese lenguaje.

Tú, crees saber los límites de este amor,
crees que todo es compatible y controlable.

Yo,
en cada gesto,
cada beso,
cada flor,
cada posible encuentro
me quedo sin respiración,
y el corazón se sale.

Tienes razón.
Yo, que lo más importante tan pronto he perdido
no quiero nada contigo, no.

Que no quiero que se acabe.

Comentarios & Opiniones