Mujer

poema de Pajarillo

Miré por las ventanas de mi alma
y he allí ante mis ojos
la más hermosa criatura
vestida de tantas virtudes;
su apariencia era tan frágil,
mas realmente era tan fuerte.

Era rosa de tantos pétalos,
flor que admiré enseguida,
era grácil, linda, tierna...
He aquí se estremeció mi alma,
de la dulzura era la imágen.

Entonces la alabaron mis ojos
y mi corazón fue tras ella,
era luz, era una estrella,
era una pequeña parte
de la belleza de Dios.

Ahora se de quien se trata,
he comprendido el misterio;
se quien es el bello ser
causante de tantos versos
y musa de mil poetas...

Esa figura tan exquisita
culpable de mis suspiros,
ángel de blancas alas,
autora de muchas historias
y de mis más plácidos
sueños protagonista...

Se llama MUJER.

Comentarios & Opiniones