Ángel Dorado

Sueño con un ángel
En mis dorados universos,
Mis lámparas de abismos
Intentan entre huertos
Quemar tus sensuales hojas,
Avivar esa chispa caprichosa
Que cría mi intensa debilidad
Por tu delicia agua de boca.
Eres fuego aislado entre mis aguas,
Son tus cenizas las que arden
En mis curvas de cristal,
Mía es la cabellera
Que alumbra tus ojos
Y consuma nuestra alianza
De aceite y frágil leño.

Comentarios sobre este poema