Nada nos ampara

poema de Pablo

Nada nos ampara.
La carne no basta,
la piel es insuficiente.
Tampoco la verja,
la puerta y la ventana,
mucho menos el abrigo,
la cobija y la sábana.

Nada nos ampara.
La fe deambula
entre la duda y el milagro
y en el mínimo dolor
ya no ve mañanas.

Nada nos ampara.
El frío crudo de la existencia
va pegado al alma,
nada lo revierte,
nada lo enmascara
y un gemido limpio
le muestra su rabia.

Nada nos empara.
Que quizá solo el alivio
de que todo acaba,
quizá algo comience,
quizá no haya nada
y regrese todo
donde no hay palabra.

Comentarios & Opiniones

María del Rocío

Magnífico Pablo!!! Me gusta como todo lo que escribes!!!

Critica: 
Falstaff

Mucho de cierto y bien logrado.
Sin embargo me inclino por la ESPERANZA.
saludos cordiales

Critica: