HOMBRE DE MAR

poema de Luna

Curtido por el sol, sal marina y corales,
el marinero parece una esfinge de piedra,
moreno, tallado en soles e inviernos.
Has anclado el barco en aguas profundas,
tiras la atarraya para la cosecha.
El viento juguetea con tu cabellera nieve,
tus ojos cansados atisban a lo lejos.
Nacido en arenas, junto al mar crecido,
gaviotas rodean viendo tu faena y
remontan vuelo con su canto alegre.
Al ritmo del mar con cantos de delfines,
se pasan las horas para recoger la pesca,
mana prodigioso, dádiva del cielo,
pródigo es el mar que nos da sustento..
Hombre de mar es vasto tu mundo,
de velas y barcos navegando surcos,
cual tierra azulada confundida en cielos,
dibujando olas dejas en las nubes.
Hombre de mar conoces su bravura,
nacido entre riscos, oliendo a sal pura,
curtido en aromas de tu mar de ensueños,
tu barco velero parece una espuma.
Blanco y zigzagueante, se mece seguro.
¡Te espero que vuelvas cargado de tunas,
en el muelle sola, cantando a la luna!

Propiedad Intelectual del Autor
22,03,2017

Comentarios & Opiniones