Lacrimoso.

De repente
cuando todo
esta inerte
reina la paz
y Freya
esta presente,
mi luna baila
y el sol
no deja de estar
sonriente,
incluso
aún
cuando mis aguas están
contestes,
llega un momento
en
el que siento,
siento
que de muy
muy adentro
que siempre
queda

un hueco;
y dentro
muy
muy adentro
se encuentran
esperando
por mí,
de mí
un alarido
desgarrador
y
lastimero.

Autor:
Nico Scepanovic.

Comentarios sobre este poema