Laberinto

poema de cielo azul

*Laberinto*
Un laberinto luminoso se asomó a mi paso
me invitaba a pasear por él,
embelesada camine por su árido fulgor;
en el camino saboree el panal agridulce
y nocivo, pero no me importó,
quise seguir con mi estupidez
y mis sentidos alborotados.
Llegué el final de aquella encrucijada y caí,
caí como una piedra al fondo de un abismo
me dolió, se rompió mi alma,
se partió en mil pedazos la ilusión
alimentada con terquedad.
Casi muerta, me levanté, recogí
Las miserias de mi vida, la fui armando
lentamente, la soldé con la sabia
de mis lágrimas, las cubrí con las vendas del dolor
hasta restaurar lo que se había roto.

Comentarios & Opiniones

Pétalos celestes

Muy lindo y reflexivo tu poema, amiga Myriam. Nos habla en forma abstracta de que siempre es bueno levantarse de donde hayamos caído. Finalmente hay esperanzas. Un abrazo grande. Ingrid Zetterberg

Critica: 
cielo azul

Gracias amiga Ingrid, siempre tendremos fuerzas para levantarnos de algunas caídas o situaciones que se nos presenten,
Un abrazo infinito en la distancia.

Critica: