Yo

poema de koizora

Si fuésemos capaces entonces de que las cosas cambiaran, si fuésemos capaces de amurallar el corazón o tal vez saber hacia qué dirección ir hacia qué rumbo tomar, sería la sencilla la vida, sería más notoria la salida, menos intenso el dolor que provoca que nos sintamos perdidos en medio de este desierto.
Si estoy escondida en este pozo sin fondo atrincherada en el con mis propios lamentos y con mis propios demonios, quizá el dolor solo se acostumbre a vivir conmigo como mi propia sombra, de paso saber que la luz no se reconoce cuando se vivió demasiado tiempo bajo las piedras
Ocultando mi rostro, pegando mi historia a unas cuantas paredes que solo lo llenan de silencio, creyendo que las cosas no pueden mejorar, pensando que soy perseguida innumerables veces, nunca siendo atrapada pero siempre al borde de serlo, el dolor que se alimenta de mi como un vampiro en busca de sangre fresca, no se puede huir de algo que vive dentro tuyo
Mis demonios me conocen mis demonios son guerridos saben lo que debo hacer saben los pasos que debo congeniar, mi corazón está hecho retazos de dolor de otros, entonces vivo mi vida y la vida pasada de los que me hirieron
Con una infancia de color gris, con pequeñas luces que no recuerdo, con pequeños momentos de alegría que los he suprimido, o momentos de felicidad que los he inventado para sobrellevar el fracaso de mi niñez tortuosa, cuanto tiempo debo engañarme para comprender que estoy lo suficientemente rota para ser normal, para vivir una vida como la de los demás, nunca será ese día, siempre seré la chica llena de cicatrices, unas abiertas otras a medio cerrar, siempre será quizá la chica donnadie, la que fue abandonada, la que tiene una etiqueta en la frente como un montón de desafortunados al igual que yo
Y que acaso deberé morir con ellos, deberé morir con mis propios demonios, deberá morir sabiendo que hay cosas irreparables, que hay cosas que no puedo solucionarlas por el simple hecho de que para mí son imposibles, porque las mismas son inherentes a mi propia existencia
Cuantas veces debo ser abandonada para entender que no existe otro dolor más grande que tener confianza en alguien y perderla
Tal vez mi propia humanidad, lucha por buscar una cura a un dolor tan viejo y que se hace aún más conforme pasa el tiempo.

Comentarios & Opiniones

Gotzon

Bello escrito, fuerte y sincero en un contexto oscuro pero verdadero, letras que hacen pensar y sentir! un placer leerte Koizora! te dejo estrellas y un abrazo fraterno!

Critica: