Pedofilia

poema de misombra

Inicialmente podría celebrar
la libertad de aquel humano libre
quien lleva puesta o nada
los colores del arcoiris,
no soy inocente alguna.

Sin embargo al caminar
en el recodo de la agonía
de aquellos quienes no ríen
ni regalan puericio cuerpo inerte desnudos,
ante el bisturí de andar suspendido,
por el coral silencioso
y seno ansioso
de esas infinitas almas ,
¿almas?.

Llenos de traumas de temprana cotidianidad.
no critico la bandera ni el pañuelo verde
sinvergüenza me antepongo
a la razón sombría del rechazo,
en la canción ebria del marinero
me desgarro el hombro…

No confundas el LGTB (valido)
con la pedofilia
Sr. Rolando Paul Jiménez Pérez