Mi decisión.

poema de Edan Sehat

Si amarte fuera una opción,
no sería diferente
al terror de una gacela,
presa del león feroz.

No me fuerces a quererte,
ni pongas impedimentos.
No soy tuya ni de nadie,
soy un gorrión contra el viento.

Tus gritos no me amedrentan.
Me asusta más mi silencio,
devolviendo puñetazos
a tus palabras de necio.

Voy a empezar a marcharme,
poco a poco, sin lamentos;
antes que tú cobardía extinga,
mis ajados sentimientos.

No esperaré más señales,
ni a tu primer moretón.
Aunque mi alma no quiera,
seguiré a mi corazón.

Voy a tratar de quererme,
como no has hecho conmigo.
Has sido un pésimo amigo,
que no sabido tenerme.
Y por mucho que me enferme,
me culpo de lo anterior.
No te guardaré rencor;
pues yo tenía la llave,
que conducía mi nave
a volar al exterior.

Comenta & Vota