Far over the misty mountains cold

poema de Mememetu

Aún recuerdo lo que trajo con su vuelo:
la luna ardiente en el cielo,
las cenizas en el suelo,
a los muertos largo duelo;
y ahora la bestia guarda el oro con celo.

Desolación sobre una ciudad que ardió;
nada más que eso dejó.
Su crueldad tanto quitó
que hasta el negro humo ahuyentó.
Desamparado un pueblo que se exilió.

Y aún así, hermano, no te deprimas.
Nubes rasgadas por cimas,
gélidos y duros climas,
grandes alturas en simas.
Añadiendo iban a su canción más rimas.

Manteneos, mi pueblo, por siempre unido.
Negro el bosque recorrido;
de elfos su hogar siempre ha sido
y de criaturas su nido.
Y para su canción más dolor sufrido.

Ya ha pasado el peligro, familia mía.
Pero huir, ¿de que servía?
Cualquier fortuna vacía
y cualquier tierra baldía,
porque solo el regreso silenciará la canción de la montaña fría.

Comentarios & Opiniones