MARIPOSA

poema de Mario Red

Nos miramos a los ojos
nos abrazamos tan fuerte
que sonaron nuestras espaldas
sabíamos que nos amábamos.

Me toco el cuerpo
desnudo de pieles pintadas
y me pidio perdón
la bese y la ame más aun.

¡Me voy! Lo dijo desde el alma
la aprete más fuerte
sin embargo
se fue lejos en su cuerpo candido.

Entonces le pedi perdón
y regreso envuelta en humedad
nos miramos a los ojos
senti su amor, sintio mi amor.

Le hable al oido
con la lengua toque su tímpano
nuevamente
se fue, pero la senti más cerca.

Nos miramos a los ojos
nos abrazamos aun más fuerte
mi piel se confundió con su piel
le pedi perdón, me pidio perdón.

No dejamos de amarnos

Recorri su cuerpo con la mirada
las manos, mi boca
la bese tan profundo
dejo de respirar por un segundo.

Sus ojos cerrados
su boca entreabierta
sus piernas descalzas
su cintura en mis manos.

Esta vez se fue
sin aviso, solo se fue
y la sostuve fuerte
desde la nuca a sus caderas.

El cuerpo inerte
se fue a otra vida
no puede ser otra cosa
regreso en forma de mariposa.

Comentarios sobre este poema