Tú mi querida depresión

poema de Mar

No comprendo por qué estás acá nuevamente,
siento las gotas de agua recorrer por mi cuerpo combinadas con el mar de mis ojos.
Salado esta mi rostro, mi cuerpo y alma,
esta noche todos mis demonios salen a roer.

Ya no sé qué escribir,
pensar letras, frases, oraciones es un declive,
no se llena este vacío, pero me preguntó ¿hasta cuándo mi interior dejara de lamentar?
No puedo, desangra mi vida, quiero erradicar este sentimiento de melancolía.

Qué bonito fue cuando sentía el sol en mi vida,
pero no tengo fuerza, siento que ya perdí,
no sé a dónde iré hoy o mañana, no pensaré tanto
llegará el colapso lo percibo en mi piel como la ausencia del calor

Creo que ya es hora que deba aprender a vivir contigo, ¡Tú mi querida depresión!
Ayúdame a entenderte, no podemos seguir con los días monótonos donde no sabes cómo sentirte, no quiero estar triste, ya me rompiste.
Para con este chiste, acaso… ¿No quieres verme reírme?

Viviremos muchos años así, aunque quizás toda la vida, no soy mucho de creer en un para siempre, pero es irónico que aun sigas aquí, depresión vuélvete mi amiga, no mi enemiga.

No puedo con este desorden que llamas vida, las sombras y el frío piso me jalan hacia ti.
Y ahí sé que volvemos a la monotonía, ahí sé que caeré de nuevo a tus brazos, ahí sé que lloraré por días...
Ahí sé que estarás conmigo toda la vida.

Comentarios & Opiniones

Vanessa Tawer

Mar: Interesante tema. Álgido y múltiple en un mundo con afasia total. Escribir y escribir poesía rompe los venenos neuronales. Así que a seguir escribiendo.

Critica: 
LOCO

Lindo escrito

Critica: 
Ramón Romero

Y dale con estar triste. Es la mejor forma de llamar la atención y tener a los demás alrededor mientras piensen que es una solución atender tu dolor. Pero no niña, no. Se alejarán de ti tarde o temprano por que nadie quiere estar al lado de un llorón

Critica: 
Ramón Romero

que se queja de vicio por que el primer algodón que le pusieron ante esa acción fue protección y calor. Como a un bebé. Pero si no maduras mi amor, no creces, dejas el biberón de tu mayor, y te enfrentas con una sonrisa al mundo exterior, te quedarás

Critica: 
Ramón Romero

escribiendo renglón tras renglón, y a cual peor y más tristón, para buscar un progenitor, que supla al anterior, o al primero si te faltó en tu albor, como yo. Que no paro de quejarme, de mi condición, y me he dado a bebedor ( otro chupete, que no da

Critica: 
Ramón Romero

leche, pero te da alcohol, que te quita la pena, en cualquier rincón, incluso dentro de tu habitación ) no llegues a eso. Sal y que te dé el sol, siéntate en un banco de tu barrio, y ponte de frente a él. Cuando lleves dos horas ya verás que subidón

Critica: 
Ramón Romero

El sol tiene vitamina D, contra la depresión. Llévate una libreta y escribe todo lo que quieras. Pero no te encierres a oscuras o con la luna para hacerlo, es contraproducente. Si no te gusta la gente, haz como yo hacía, me colaba en las gradas

Critica: 
Ramón Romero

vacías de un complejo deportivo fuera de su vista, e incluso me desnudaba y luego me decían que si subía a esquiar o había estado en la playa. No tomes medicación. Ya verás como el señor Sol, lo hace mejor, que cualquier remedio que te venda

Critica: 
Ramón Romero

un farmacéutico. Si pruebas, y ves que llevo razón, que la llevo, que no te de temor, pasar de un extremo a otro, todo cambio, marea un poco, hazlo con moderación. A ver si después nos vas a contar que has pasado una psicosis , por excesiva alegría,

Critica: 
Ramón Romero

que no sabías de dónde te venía ( también, mi caso, yo es que he pasado por to hijo ) y el último consejo : no te juntes con compis del cole que se encuentren como tú, aunque a priori, pareciera que es bueno, sentirse entendendida y arropada por

Critica: 
Ramón Romero

por gente con la te sientes de igual a igual, a la larga te darás cuenta, que es una trampa, por qué te convertirás en una más de esa tribu urbana, que va de negro como color preferido de falda o vaquero y calzado y el resto a juego, y no saldrás

Critica: 
Ramón Romero

nunca del agujero, es preferible ( yo lo hice ) juntarte con gente que se ríe, aunque te pongan el sambenito, de que tú eres de todas la más triste. A la larga te contagiaras de su alegría, ya lo verás. Serás el cisne negro, en ese juego de peques

Critica: 
Ramón Romero

que adolecen, y se meten contigo, pero cuando cambias de amigos a los pocos años, llevarás contigo las sonrisas y las bromas que viviste aguantandolas sobre tí misma, pero las habrás aprendido copiado e incorporado a tu nuevo elemento ambiental

Critica: 
Ramón Romero

y a tu personalidad sin darte cuenta. Y serás el cisne blanco más guapo del lugar, no sin esfuerzo, pero con los deberes bien hechos y a su debido tiempo. Todos sufrimos con tu edad. De lo que se trata es de que ese sufrimiento, te sirva para cambiar

Critica: 
Ramón Romero

en tu siguiente etapa, rodeada de la amistad de gente que lleva ropa clara y coloreada , y esos colores de fuera le llegan dentro y su gracia. Si te vistes de color, serás de color. Como la mejor flor, que se lleva al mejor de alrededor, por que

Critica: 
Ramón Romero

llama su atención. Enga niña.....
A TOMAR EL SOL
me repito...
YA VERAS QUE SUBIDÓN
te lo dice un doctor
AL QUE LE FUNCIONÓ Y SE CURÓ
Adiós, Amor de Color.
Fdo: Un humilde servidor

Critica: