Sin Saberlo tú...

Amo el instante en que estoy encadenada
a tu firmamento, cautiva e indefensa
quedo al mar de tu alma, navegando
hasta tu puerto.

Amo como desnudas tu mundo,
cuando me tomas de las manos y
sin reservas, me plasmas en cada
rincón de tu corazón.

Amo tener sed de ti, del riachuelo
de tu voz. Sentir la necesidad de saberte
cuando sin saberlo tú, amor mío te has
clavado en mis huesos.