SIGUIENDO EL VERDADERO CAMINO

poema de leono

Del silencio vino,
de la soledad vivió,
pero sin darse cuenta,
creo un abismo de vacíos.

Cosas inexplicables vio,
susurrando sin palabras,
las sombras de la imaginación,
recrean su sentimiento,
en ideas convertidas en pensamientos,
cimientos de verdad,
pese a que no es real,

Voces que truenan,
voces que ruñen,
dan con violencia la respuesta.

No todo debe ser silencio,
la melodía del hombre no tiene nombre,
su brisa convertida en dialecto,
es la que anima su alma,
es la que expresa su emoción,
es la que da vida a una conversación.

Me negué a pensar esto,
me calle y la embarre,
por no decir que la cague.

El arrepentimiento formo otra perspectiva,
que muy activa, la mal entendida,
le dio de alimento,
un verdadero aliento.

Todo esto lo llevo a descubrirse,
sentirse, quererse, nutrirse,
de lo errado que andaba,
ya no lo preocupaba.

Lo que viene en su pasión,
ya no es desilusión.

Desbordando el caminante,
viene convertido hasta en cantante.

La poderosa melodía que compone,
le da una verdadera alegría,
cosa que ninguna otra puede dañar.

Menos el engaño, argumento frió y peligroso,

Solo soñando y recreando,
va el caminante aventurando,
de su locura,
procura alimentar su emoción,
mas que su distracción, es una verdadera acción,
demostrarle al mundo, el verdadero hombre,
que surgió sin notarse,

Un individuo simplón,
pero juguetón,
carente de demostración,
cambió que lo llevo a mostrar su corazón,
con una verdadera razón.

Solo el tiempo lo dirá,
cuando este caminante aventurero,
llegue a crear y mostrar su verdadero yo....

Comentarios & Opiniones